jueves, octubre 18, 2012

Espejismos


Las cuerdas que manejan los muñecos humanos se pierden en el aire, extintas.
Irrealidades virtuales, no ya de ceros y unos, sino solo de ceros.
Pájaros de aire danzando mudos de silencio.
Paseando por los raíles del tren de la nubes.
Jirones batidos de lodazales salientes.
Sentido como un avatar diluido en una tormenta de pétalos de flor en llamas.
¿Donde quieres que fluya, amada mía?.
Ya no es tiempo de mecerse con las olas.
Es el vacío omnipresente que vuelve a sonreír.
Sangra y cruza el umbral, pesado como hidrógeno.

No hay comentarios: