jueves, diciembre 31, 2015

Y entonces vino la lluvia

Ni uno solo de estos días te he echado de menos
Debe ser la suerte de no saber nada de ti
Por siempre en un espejo
Lo que veo es tu alma solitaria
Rodeada de septiembres
Niños de la revolución
Recostados en un manto de silicio
Emigrantes del tiempo
Promesas de puentes transmisores
Fin de la clase