viernes, marzo 09, 2007

DIOS (Development Internet Operating Software o Development Internet Operating System)

Se trata de desarrollar un lenguaje de programación que no necesite de instalar nada en el cliente, todo se compila y crea en el servidor Web.

No se trata de crear un lenguaje de programación que se ejecute en la red como Java, sino que el entorno de programación sea un programa Web en si mismo, es decir, que desde el entorno Web se cree el código, compile y ejecute sin necesidad de instalar un SDK en el cliente, el programa Web será un SDK corriendo en Internet.

Una opción a estudiar es ejecutar parte del código en el cliente para liberar el servidor de parte del trabajo, pero el código debe estar en el servidor y pueden desarrollarse una maquina virtual (al estilo de Java) para cada navegador y sistema operativo.

De todas formas es mucho mejor que esto sea automático dependiendo de la máquina, así pueden realizarse programas mas complejos para aparatos con conexión a Internet que no dispongan de gran potencia de cálculo comparadas con un ordenador de sobremesa (PDA, móviles, consolas portátiles, etc.) y que solo muestren la salida del programa.

Puede representar un paradigma en el desarrollo de software que se haga directamente en la red, se habla mucho de que Google pudiera hacer un sistema operativo en Internet (pero debajo tiene otro sistema operativo y un navegador, no tiene sentido) y que el Windows Vista está muy enfocado a la red, sin embargo nadie dice nada de crear un lenguaje alojado directamente en la red, existen programas de todo tipo en Internet tipo programas de sobremesa (lo que llaman Web 2.0) pero no programas para hacer programas.

Las páginas Web están creadas con un conjunto de lenguajes diversos (HTML, PHP, Java, .NET, etc.), pudiera ser interesante unificar criterios bajo un lenguaje creado por y para la Web, pero sobre todo, SOBRE la Web.

Un fenómeno curioso que está ocurriendo es que parece que se vuelve a una forma arcaica de informática, antiguamente un ordenador era algo gigantesco al que accedías desde un Terminal tonto (teclado y pantalla) y eso fue cambiando hacia el ordenador personal... hasta que llego Internet. Parece que ahora ese ordenador gigantesco sea una maraña de grandes ordenadores (servidores) y pequeños ordenadores (personales) interactuando entre sí.

¿Qué nos deparará el futuro? Ya veremos, personalmente creo que la informática será ubicua, desde cualquier parte con un pequeño aparato de bolsillo (o puede que mas pequeño que eso) se accederá a una superestructura de ordenadores con una potencia ilimitada.


upatseb@gmail.com

No hay comentarios: