lunes, julio 21, 2008

La mirada de Dios

¿Feliz?. Puedo darte la receta si la respuesta es no. Lo primero que has de saber es que tú no existes, al menos tú en el sentido en que consideramos a las personas, en su personalidad, hechos, historia, etc. Todo eso no es más que la máscara que cubre el verdadero rostro que te contempla cuando te miras al espejo, quien te contempla es Dios. Mírate en un espejo, mírate fijamente, mantén la mirada, mantenla... no tengas miedo, no te asustes, no te resistas, mírate, mírate y mírate.
Ahora puedes comenzar tu viaje hacia la felicidad.

2 comentarios:

Sergio Segura dijo...

Tenías que haber nasío muerto

Upatseb dijo...

Sergio Segura en su estilo, gracias por tu comentario compañero XD