martes, septiembre 23, 2008

El banquete

- ¿Qué estás haciendo?.
- Preparo un banquete.
- ¡Que bien!, ¿puedo jugar?.
- Claro, ayúdame a poner los platos que faltan. Pon ese ahí, este otro... para acá, la tetera aquí, la bandeja allá y estos vasos aquí.
- Vale, ¿cuántos somos?.
- Tu y yo nada más.
- Muy bien, ¿qué tenemos para comer?.
- Aquí hay arroz, aquí hay verduras, aquí ensalada, aquí hay cordero, aquí pasta, aquí pollo, huevos, lentejas, marisco, alubias, café, cerdo, cerveza, jamón, pescado, sopa, agua, mortadela, pastel, melón, pan, pipas, chocolate, gazpacho, calabaza, vino, gominolas, sandía, té, pavo, queso, lasaña...
- Espera, espera... todo eso no cabe en estos platos y además es mucho para nosotros dos.
- Si cabe, hay hueco para todo, cuando terminemos una cosa comemos la otra.
- Pero es mucho, nos vamos a empachar.
- ¿Tu ves algo?. Pues eso, no te lo comas todo de golpe, según vayas teniendo hambre vas rellenando. Además puedes probar un poco de cada y comerte solo lo que te apetezca ahora.
- Bueno, lo que me toque ahora me lo como, el resto ya lo tenemos medio preparado.
- No hace falta preparar nada, cuando queramos más, lo ponemos y ya está.
- Estás hecho todo un cocinero.
- Y tu estás listo para cocinar.
- ¡Vamos a disfrutar!.
- ¡A gozar!.

No hay comentarios: