martes, mayo 26, 2009

Informa

Flotando en un cielo ocre divisé un cable flotando libremente por el espacio, me asomé a su interior, introduciéndome por sus moléculas y fusionándome con sus flujos de energía. Del otro lado del cable enviaban suprainformación codificada en forma de hebras de ADN quantificado. Dentro de ese ADN se mostraba la ciudad de cristal, emitiendo taquiones al cable metamórfico desde la torre piramidal de entrada/salida.

No hay comentarios: