viernes, agosto 21, 2009

Sueño

Enfrentado a la habitación oscura, los ojos cerrados y la mente inquieta.
Soñaste que el tiempo se paraba y los dioses te señalaban.
Otra vez te llevaban arrastrando por el suelo inconsciente.
Bajabas al sótano de la casa de los muertos y manos llenas de putrefactas pústulas te arrastraban y tú reías hasta que de lo profundo de la tierra te lanzaban por los aires cansados de tu desidia.
En el patio de atrás de la casa encantada te esperaba.
En apretados desfiladeros pasadizos estrechos de un mundo subterráneo, llenos de nieves de alta montaña.
Hombres poderosos te miran, guerreros oscuros que te atraen hacia ellos.
Bailando en la ladera del monte junto al templo de columnas romanas, junto a la playa, al otro lado está la ciudad de cristal.
Yo soy cada uno de tus sueños que te habla, en tu propio idioma, ¿has olvidado el significado o no tienes boca?.
Yo soy los dioses y la paralización del tiempo.
Yo soy el que te llevaba atado y amordazado.
Yo soy los muertos monstruosos.
Yo soy la estructura y ambiente.
Yo soy el paso angosto a otro mundo.
Yo soy el guerrero poderoso.
Yo soy la playa, el monte, el océano y la ciudad de cristal.
Yo soy el que sueña cada noche.
Yo soy el que observa al que sueña cada noche y cada día camina ensoñando.
Yo soy el que te habla desde el lejano pasado y desde el incierto futuro.
Yo soy el que te está soñando ahora mismo.

2 comentarios:

Juan Silvestre Gabarrón Díaz dijo...

hola tio grande estas irreconocible esto del amor te esta sentando mal, cuando el tiempo me lo permite te sigo, compañero ya tengo otro libro en editorial estamos ultimando y pronto saldra ya te contare algo más por cierto al mongo...le han quitado el nido..jajajaja me alegra saber que estas bien..

Upatseb dijo...

Mandame noticias cuando tengas el libro que lo pille, le tengo ganas. Lo del mongo ya sabía alguna cosa, cuidate fiera!